Volando con nanotecnología

En la actualidad, viajar en avión es cada vez más común y mucho menos costoso. Ahora podemos encontrar boletos de avión a la mitad del precio que tenían hace diez años y vuelos que salen casi cada media hora. Según las estadísticas, es el medio de transporte más seguro, ya que es el que menos ha reportado accidentes fatales. La mayoría preferimos viajar una hora dentro de un avión, que viajar más de el doble en un automóvil para llegar al mismo destino; ni se hable de viajar a otro continente, antes significaba viajar por meses en barco y ahora podemos llegar al otro lado del mundo en cuestión de horas y con la mayor comodidad posible. La aviación a revolucionado el mundo del transporte, sin mencionar, que es una fuente de empleo importante y una industria en continuo crecimiento.

No sólo los utilizamos para viajar por el mundo, también son parte esencial de la milicia, los aviones militares son cada vez más sofisticados y ofrecen más alternativas a la industria bélica. Pero como en todo, los accidentes suceden y éstas aparatosas máquinas sufren un desgaste como cualquier otra, requieren un mantenimiento continuo para poder mantenerlas en buen estado.

Esta labor se vuelve más sencilla ahora de la mano de la nanotecnología, se puede mejorar la aerodinámica, disminuyendo el roce del aire con las alas y evitando que éstas se congelen o que diversos residuos se les adhieran. Con esta tecnología, también se puede reducir, considerablemente, el uso de queroseno (combustible) de las aeronaves.

Estos esfuerzos se podrán traducir en múltiples beneficios para los usuarios, si las aerolíneas comienzan a utilizar esta tecnología, reducirán el gasto en combustible y podrán ofrecer tarifas más bajas, además de dejar una menor huella de carbono en el ambiente. Es importante incentivar, a toda industria, a reducir el impacto ambiental de sus operaciones; el hombre y la tecnología, trabajando juntos, pueden mejorar sus servicios y cuidar el planeta al mismo tiempo.

¿Baño elegante, pero apestoso?

Hay sitios que cuentan con baños muy elegantes, acorde al ambiente de cada lugar, como restaurantes, hoteles, o sitios finos. La pulcritud debe, igual, ser acorde al lugar. Todo debe estar ordenado y limpio, y para ello siempre se cuenta con personal de limpieza que se responsabiliza puntualmente de que todo esté en perfectas condiciones.

Sin embargo, hay algo con lo que muchas veces luchan los responsables de la limpieza, y a veces no está en sus manos solucionarlo, menos cuando el lugar es de alta concurrencia y no pueden usar químicos de fuerte olor que perjudique a las personas que hacen uso de las instalaciones. Rociar de cloro no sería una buena idea si el mal olor persiste, tampoco lo sería exagerar en el uso de “neutralizadores” de olor, o aromatizantes que sólo disfrazan el hedor.

Qué contradictorio sería un baño muy elegante pero con un pésimo olor. Pero éste asunto va más allá de lo que se respira y lo desagradable; también existe, incluso, el riesgo de alguna infección por los contaminantes en el aire.

Esto debe interesarle mucho a los empresarios con visión, que saben que los clientes deben volver y recomendar con otras personas el lugar. En las opiniones que se dan de ciertos lugares en Facebook se ha visto que algunos lugares son felicitados por muchos aspectos, la atención al cliente, el buen servicio, la comodidad, las bellas instalaciones, los buenos precios, etc… pero en algunas opiniones agregan “pero el baño apesta”.

Y sí, no es fácil, gran cantidad de personas entran al baño y es difícil controlar su limpieza, y sobre todo el olor. Lo grandioso de la nanotecnología es que gracias a ella se han encontrado múltiples soluciones para problemas, que como este, se pensarían no tienen solución.

LA NANOTECNOLOGÍA ES LA RESPUESTA

A base de Nanotecnología se han desarrollado diversos recubrimientos para las diversas superficies en los baños. Destaca mucho un recubrimiento nanotecnológico capaz de purificar el aire. Tal nanorecubrimiento se llama Titan Protect, creado con Dióxido de Titanio. Este nanorecubrimiento funciona al tener contacto con luz, se emite oxigeno y se destruye todo lo que tenga que ver con suciedad y mal olor en el aire.

Científicamente se ha comprobado que 1000 metros de fachada recubierta de Titan Protect limpian el aire con una eficiencia aproximada a la de 70 árboles de gran tamaño.

Además, es digno mencionar que con Titan Protect no sólo se invierte en un producto que logra superficies autolimpiables, sino que también se invierte en un producto amistoso con el medio ambiente. y que forma parte de las nuevas tecnologías verdes. El efecto antimicrobiano de Titan Protect ha sido confirmado por estudios de laboratorios alemanes certificados. Este nanorecubrimiento es la respuesta a la problemática del mal olor en los baños de lujo.

Recubrimiento para baños protección - Nano Depot

 

¿Te interesa conocer más sobre Titan Protect?

¿Deseas comprar Titan Protect o distribuirlo? 

SOLICITA ASESORÍA