Vida Diaria

Mantén tu colchón impecable con nanotecnología

Muchas veces cuando salimos de vacaciones o tenemos algún colchón guardado para las visitas y no los cubrimos bien, este termina con un olor a humedad que suele ser desagradable, o manchas que se crean por el moho. Estas no solo son un problema estético, sino que pueden causar problemas en la salud y alergias, sobre todo si no se limpia y desinfecta de una forma correcta y efectiva. Tu mejor aliado es la prevención y un protector de telas sería muy efectivo para esta tarea.

Vamos a ver cuáles son las mejores maneras de limpiar nuestros colchones para quitar esas manchas  y retirar los olores que se producen por la humedad. Veremos si existen maneras de proteger nuestros colchones por más tiempo y evitar que la humedad y el moho terminen arruinándolo.

Limpieza básica

Las herramientas que necesitaremos para realizar la limpieza son: 1 cepillo, puede ser uno de dientes que ya no usemos o uno diseñado para lavar, una aspiradora sencilla y bicarbonato de sodio. 

Después de tener todos nuestros materiales vamos a empezar a esparcir el bicarbonato por la mancha que deseamos quitar o por lo todo el colchón en caso de querer limpiarlo en su totalidad, dejamos reposar de 30 minutos a 1 hora. A continuación  frotaremos con el cepillo en las zonas que más te preocupen o que tengan manchas (no enjuagues). 

Para las manchas que tienen olor desagradable, como por ejemplo por orina, podemos poner unas gotitas de esencia a nuestro gusto, sin mojar en exceso el área de nuestro colchón donde se encuentra dicha mancha. Después utilizaremos la aspiradora para retirar el bicarbonato y poder empezar a ver la diferencia. Es importante recordar que un colchón tiene una vida útil de 10 a 15 años dependiendo del material del que este hecho. 

Recomendaciones para alargar la vida de tu colchón

Algunas recomendaciones que podemos realizar para darle una mayor durabilidad a nuestros colchones son:

Muévelo frecuentemente: Girar el colchón y  cambiar de posición (de arriba, abajo y viceversa) una vez al mes dependiendo de donde y como vivas.

Ventilación crucial: Tanto en invierno como en verano, una vez a la semana, debemos pasar la aspiradora o sacudir la cama y dejarla sin sabanas por unas horas.

Evita mojar el colchón: si vamos a limpiar nuestros colchones de alguna mancha, no debemos empapar la zona ya que de esa manera solo crearemos las condiciones ideales para la aparición de hongos. Limpiemos con un trapo o esponja humedad y de ser necesario, aplicaremos el bicarbonato.

Limpieza constante: Se recomienda, de ser posible, limpiar con vapor por lo menos 1 vez cada 3 meses, sobre todo en las esquinas que es donde más se acumula el polvo.

Compra protectores: Así como para las almohadas y edredones, también existen protectores de colchón que evitan los ácaros y el polvo, incluso existen algunos que ayudan a repeler líquidos.

Nanotecnología: También puedes aplicar el protector de telas NanoX150 Textil, para brindar a tu colchón un efecto de repelencia a los líquidos y suciedad.

Sigamos estas reglas básicas para mantener nuestro templo del descanso en buenas condiciones y evitar gastos imprevistos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *