Industrial, Salud, Vida Diaria

Evita accidentes en tu hogar por culpa de la corrosión

Hoy en día la mayoría de los edificios habitacionales cuentan con tuberías para el agua y el gas, expuestas en su mayoría al sol, lo que acelera la corrosión, corriendo el riesgo de que alguna avería se presente en forma de fuga, sin embargo, existen métodos preventivos como el uso de pintura anticorrosiva.

La implementación de tuberías directas para el gas, por ejemplo, ha facilitado mucho la vida, al no tener que depender de un tanque, además de una mayor duración hasta que el suministro se agote, sin embargo, la exposición constante al sol también implica un riesgo constante.

Una señal de alerta

Si con el pasar del tiempo observas que el agua que sale de la regadera, lavamanos o lavabo es de un color marrón, es una señal de que tus tuberías necesitan atención ya que pueden encontrarse corroídas y si no se tratan a tiempo, puede ocasionar desde problemas caros hasta peligrosos.

En el caso de las tuberías de agua, el óxido puede estar presente en el agua sin que esta aún tome un color marrón, por lo que tu familia podría estar ingiriendo este material, que en cantidades continuas, puede presentar daños importantes para la salud.

En el caso de las tuberías de gas, la única alerta que podemos tener es el olor característico de esta sustancia, el cual es colocado por las compañías para avisarnos de una fuga.

Soluciona el problema, evita accidentes

La mejor manera de evitar la corrosión es prevenirla, o en su defecto, detectarla y combatirla lo más pronto posible, de lo contrario esta podría llegar a un punto de no retorno.

Se pueden usar productos especializados para limpiar tuberías, en las ferreterías se suelen conseguir. Sin embargo, esta solución sólo es temporal, por lo cual la inversión será constante sin tener una solución real. 

Otra solución es liberar de forma manual las tuberías de todo el óxido detectado, sin embargo, esto puede ser una solución superficial, pues es probable que la corrosión se encuentre también al interior de la estructura. 

Como última opción está cambiar las tuberías. Si sabemos cómo hacerlo sería bueno realizarlo de lo contrario lo mejor es pedir ayuda a los expertos, especialmente en las estructuras dedicadas al gas doméstico. 

Método preventivo

Otra opción, de tipo preventivo, es usar pintura anticorrosiva ideal para piezas de metal, acero y hierro. Zinoxx es un recubrimiento nanotecnológico, que se puede aplicar en el metal y protegerlo contra la aparición del óxido.

Además de que al ser aplicada brinda una apariencia de gris metálico mejorando la apariencia del metal además de protegerlo. 

Mantener en óptimas condiciones cada una de las tuberías de nuestro hogar es muy importante para evitar posibles daños futuros que sean más graves y complicados  de resolver o que causen daños  a otras estructura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *