Industrial, Nanotecnología, Negocios

El método más efectivo contra la corrosión en los metales: Nanotecnología

¿Estás cansado de que la corrosión invada cada espacio de tu hogar? La estufa, el horno, los lavabos, ventiladores, incluso hasta las protecciones de tu casa. Aparte de hacer perder la belleza de tu hogar es importante saber qué consecuencias pueden derivarse, sin embargo, no te preocupes, todo puede evitarse aplicando pintura anticorrosiva.

Antes de conocer de lleno las consecuencias de la oxidación, vamos a informarnos sobre los tipos de corrosión que existen.

Corrosión general: Ataca toda la superficie de un metal.

Corrosión localizada: Aparece solo en porciones de la estructura metálica, y se divide en 3 tipos. Por picadura (pequeños agujeros), hendidura (liquido estancado) y filiforme (agua debajo de los revestimientos).

Corrosión galvánica: esta se produce cuando 2 metales distintos se encuentran en contacto y dentro de un medio como el agua salada.

Las consecuencias de la corrosión

Ya conociendo esta información, entremos de lleno a las consecuencias que nos pueden aquejar debido a la corrosión. Empecemos con la pérdida económica que se puede percibir directa e indirecta, principalmente por el cambio de piezas oxidadas.

Otra consecuencia de la corrosión no es sólo el cambio de piezas, puede ir más allá, ya que al avanzar este “cáncer del metal”, puede llegar a inutilizar toda una estructura completa, provocando severos gastos en remodelaciones.

Cómo evitar la corrosión en los metales

Existen diferentes maneras de evitar la corrosión, cabe mencionar que esto también depende del clima de tu entidad. Podemos empezar por comprar materiales de aluminio o acero inoxidable, también ayuda mantener seca tanto las superficies metálicas como el área en la que se encuentran, usar barreras contra la humedad, tales como deshumificadores, y por ultimo pintar la superficie con una pintura anticorrosiva como Zinoxx.

Esta pintura actúa a nivel nanométrico y se puede utilizar en cualquier tipo de metal. Se puede aplicar mediante una pistola HVLP, o simplemente sumergir la pieza deseada en la pintura. El metal adquirirá un tono metálico mejorando su apariencia, tiene una duración de 3 a 5 años, lo cual nos genera un ahorro económico considerable.

Con toda la información proporcionada anteriormente, nos será más fácil mantener nuestros metales protegidos, y nuestros hogares con una mejor presentación, haciéndolos lucir como nuevos por mucho tiempo en las zonas donde el metal está presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *