Salud, Vida Diaria

Cómo y porqué debemos mantener nuestras estufas limpias

Nuestras cocinas, en especial la estufa, siempre deben estar limpias y libres de gérmenes, para evitar que alguno de estos nos provoque una enfermedad, generalmente de tipo gastrointestinal, ya que esta es la zona de la casa dedicada a la preparación de los alimentos, a continuación te diremos de qué manera mantenerla impecable con diversos métodos como el uso de nano recubrimientos

Es importante usar alguna toallita o trapo para limpiar la estufa, que sea fácil de lavar después  de usarlo, no debemos usar toallas que ya estén sucias pues de esta manera lo único que logramos es esparcir las bacterias.

Como regla general debemos mantener muy limpia la zona del lavaplatos, la encimera, los utensilios y ollas antes y después de usarlos, también es importante mantener los pisos de esa área limpios. 

Una mala limpieza se refleja en gastos innecesarios

Una limpieza inadecuada puede ocasionar una obstrucción en las boquillas de los quemadores, lo que provocará un desperdicio de gas al requerir más tiempo para calentar los alimentos de forma eficiente. Para realizar una limpieza ligera o profunda podemos emplear estos pasos:

Debemos utilizar un jabón, agua, y un paño suave, apagar la estufa y permitir que se enfrié –sí la acabamos de utilizar-.

Posteriormente debemos de retirar la parrilla y ponerlas a remojar en agua tibia con jabón por 30 minutos aproximadamente, después la frotamos con una esponja limpia y dejamos que seque completamente.

Ahora vamos a desmontar las perillas de control, para lavar con agua tibia y jabón, dejamos que sequen a la perfección antes de volverlas a colocar. Para las manchas difíciles, podemos tallar con una lija de agua o piedra pómez.

Para limpiar los quemadores podemos utilizar clips de papel o alambre fino para destapar todos los pequeños agujeros que estos tienen. Los enjuagamos con abundante agua y dejamos secar antes de acomodarlos. 

Y para lo que resta de la estufa podemos aplicar agua con jabón con una microfibra, tallamos y enjuagamos con abundante agua y lo secamos totalmente para evitar que el calor de la estufa provoque que la película se decolore.

Protegiendo la superficie

También existen otros trucos como colocar papel aluminio, el cual sólo tenemos que retirar cuando este muy manchado. Recordemos que una cocina limpia, nos brinda higiene y salubridad en cada uno de los alimentos que preparamos y evitamos enfermedades gastrointestinales.

Por otro lado, si el aspecto que da el aluminio no es de tu agrado, lo ideal es apostar por un nano recubrimiento como NanoX150 Steel el cual brindará a las superficies metálicas y plásticas un efecto de repelencia, lo que no permitirá que las manchas se adhieran, provocando un efecto de fácil limpieza, lo que nos ayudará a desperdiciar menos agua y perder menos tiempo en esta labor.

Así que ya sabes, no dudes en adquirir este recubrimiento, tu cocina y tu familia te lo agradecerán sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *