Salud, Vida Diaria

5 cosas que debemos hacer para cuidar nuestro refrigerador

Lavar el refrigerador puede ser una actividad que no suele preocuparnos con frecuencia, sin embargo, debemos poner especial atención en esto ya que aunque no se vean, existen miles de bacterias y parásitos. Para evitar este tipo de problemas, que a la larga tiene consecuencias que perjudican la salud de toda nuestra familia, podemos realizar diversas actividades, desde cambios simples hasta la aplicación de nano productos.

Una de las primeras medidas que podemos tomar es mantener la temperatura adecuada, según estudios, el 43% de los refrigeradores domésticos mantienen temperaturas superiores a los 4.4°C (40°F), lo que los ubica en la zona de peligro para los alimentos.

Aunque tu refrigerador tenga termostato, debes asegurarte con un termómetro que ahí adentro no se rebasen los 4.4°C. En el caso del refrigerador, la temperatura ideal es de menos 19°C.

Limpieza constante

Lo ideal es lavarlo  con agua caliente y jabón líquido, sin usar productos abrasivos que desgasten el material de nuestro refrigerador. Limpiar los derrames de comida y bebidas de manera inmediata para evitar la multiplicación de bacterias.

Debemos de lavar todo, incluso los cajones de frutas y verduras, aunque no luzcan sucios, por dentro y también por fuera, ya que si sólo los lavamos por dentro corremos el riesgo de contaminar el interior al tocar el exterior. 

Ordenar los cajones, puede sonar como algo sin importancia, pero tiene una razón de ser: Los alimentos dentro de un cajón pueden contaminar a otros. Es importante no revolver las  frutas y verduras con carne cruda, mariscos y huevos. Mantener este orden, disminuirá el riesgo de proliferación de bacterias.

Al momento de sacar nuestros alimentos para lavar el interior de nuestro refrigerador, debemos comprobar que todo esté en buen estado, pero evitemos hacerlo probando esos alimentos, que probablemente estén llenos de bacterias y nos pueden llegar a causar intoxicaciones muy graves, lo mejor es fijarse en la fecha de caducidad y si no la tienen y no recuerdas cuando las compraste, es preferible desecharlos. En el caso de las frutas y verduras, observarlas bien, recuerda que estas te dan “síntomas” de su buena salud. 

Y por último para evitar que se generen esas bacterias en alimentos descompuestos, no debemos poner los alimentos perecederos en los cajones frontales, la temperatura ahí es menos estable, llévalos al fondo, y que la fuerza te acompañe.

Utiliza las bondades de la nanotecnología

Existen productos hechos a base de nanotecnología, como NanoX150 Steel, el cual protege superficies metálicas y plásticas contra partículas de contaminación e incrustaciones de minerales como el sarro, salitre, etcétera. 

Con este producto podrás brindar a las superficies recubiertas un efecto de fácil limpieza, gracias a sus excelentes propiedades antiadherentes. Los efectos hidro y oleo fóbicos hacen que las partículas de contaminación, tales como grasa, aceites y residuos de comida se adhieran menos a los sustratos y puedan ser fácilmente eliminados del recubrimiento, es decir, sin la aplicación de agentes abrasivos como esponjas metálicas. 

De esta manera nos será más fácil mantener nuestro refrigerador limpio y libre de bacterias que puedan provocarnos enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *