Industrial, Nanotecnología

Zinoxx vs la corrosión

A todos nos ha pasado que dejamos algún metal a la  intemperie y con el paso del tiempo se empieza volver marrón, todo a causa de la oxidación y eso pasa en toda la casa desde los lavabos hasta la estufa, en fin, todo lo que este elaborado con metal… Qué te parece contar con una pintura anticorrosiva que evite este problema. 

La peor parte es cuando tienes que limpiar esos objetos corroídos, ya que debes de aplicar mayor fricción e inclusive, utilizar lijas o fibras que los terminan rayando y dando un aspecto desgastado. 

Existe diferentes métodos para evitar la corrosión, como recubrir nuestras superficies de metal con plásticos especiales, sin embargo, una mala aplicación permite que el óxido se haga presente en toda la pieza “protegida”. 

Otro recurso seria usar acero inoxidable, sin embargo, su durabilidad depende del clima que exista en cada ciudad, en lugares con mayor humedad cabe la posibilidad de que el acero inoxidable también se oxide, aunque claro, en este tipo de metales esto se da de forma diferente, pues no aparece la capa de tonos café clásica de la oxidación, en estas piezas se daña la estructura, debilitando el metal.

Existen productos hechos a base de zinc lo cual también es una alternativa viable para evitar la corrosión de nuestros utensilios, y también existe la pintura anticorrosiva, como la de Zinoxx que está hecha  base de zinc, pero modificado a nivel nanotecnológico, lo que le permite proteger todo tipo de metales evitando la oxidación y la corrosión. 

Esta nano pintura cuenta con dos formas de secado, a temperatura ambiente o secado forzado, normalmente queda seco en 15 minutos pero se debe esperar de 1 a 3 días para el secado total a temperatura ambiente, el secado forzado se realiza mediante la aplicación de calor (horno) y se adhiere totalmente a la superficie en un lapso de 15 a 30 minutos, tiene una duración de 3 a 5 años y deja una tonalidad gris satinado y se puede aplicar pintura de cualquier otro color encima de Zinoxx, para darle un toque personal.

Esta pintura anticorrosiva no es sólo para uso doméstico: cocina, baño, cochera, rejas y protectores, tanques de gas, escaleras metálicas y más, también se puede aplicar en la industria automotriz, turística, restaurantes, maquiladoras, construcción, estadios y más, ya que el metal es un elemento muy presente en casi cualquier área, y puedes protegerlo con los métodos anticorrosivos que ofrece esta pintura.

Esta alternativa nos permitirá tener nuestros hogares, oficinas e industrias con un acabado de lujo, que refleja limpieza, frescura y modernidad.

Te recomendamos leer:

Tus Faros como nuevos con NanoX150

Pintura Antigraffiti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *