Vida Diaria

Descubre cómo convertir tu sala de jardín a prueba de agua

Si tienes un patio amplio, o un balcón con suficiente espacio, puede ser una buena idea poner una sala para jardín y disfrutar tu exterior al máximo. Existen varios factores que demos de considerar antes de realizarlo.

Cuanto sol recibe al día, la lluvia durante el verano, o el frío del invierno son factores a tomar en cuenta para saber que necesidades debes de cubrir, esto para mantener en perfecto estado tu sala en el área del jardín. Un factor importante a tener en cuenta es el material de los muebles, ya que esto tendrá mucho que ver con la calidad, durabilidad y el tipo de cuidado que necesitarán. 

Diversos materiales

Madera: Este tipo de material da calidez y un estilo natural a nuestros patios, pero no es ni el mejor ni la materia más fácil de cuidar, ya que se humedece con facilidad y se daña rápidamente al estar bajo el sol. Su mayor ventaja es que no se calienta como los metales, por lo que es perfecto para pisos.

Aluminio: Es muy común en exteriores, ya que es liviano, puedes encontrar en varios colores, no se calienta tanto ni pierde el color con facilidad, si la entidad en la que resides es de clima ventoso no se recomienda este tipo de material.

Hierro: Es fuerte para exteriores, pesado y puede durar una vida, siempre y cuando tenga los cuidados adecuados, pero son difíciles de mover y se calientan demasiado.

Mimbre: Es un material típico en algunas regiones, aporta textura y un toque de folclore a nuestros patios, resiste el calor y la lluvia, es un material ideal si se tiene la oportunidad de adquirirlo.

Acero: también es pesado y resistente a las distintas temporadas del año. No necesitan ensamblaje pero son difíciles de mover, tienen un precio alto y se oxidan fácilmente.

Plástico: es barato y variado en colores, asegúrate de comprar muebles especiales para exterior ya que otros plásticos se calientan en exceso y hasta puede llegar a derretirse.

Sin importar el material que se elija, Nano Depot cuenta con un protector de sala para cualquier material de tu elección, crea un escudo invisible a nivel nanométrico, que no cambia la apariencia y brinda efectos de antiadherencia contra líquidos y contaminantes.

Tiempo de decorar

Ahora que ya hemos decidido que material es el que más nos agrada y es adecuado a nuestro ambiente, es hora de hablar de los recubrimientos y decoraciones extras que decidamos poner en nuestro espacio. Por ejemplo los cojines.

Sabemos que materiales resisten la lluvia y el sol, pero ¿qué vamos a hacer con las vestiduras que cubrirán nuestra sala?

Sencillo, podemos usar un protector de salas, nanotecnológico como NanoX150 Textiles. Es un producto de protección de fibras y protege todo tipo de telas del agua, la suciedad, la contaminación y las manchas, haciendo más fácil la limpieza de estas. 

Tiene una durabilidad de 15 ciclos de lavado, es un producto ecoamigable, de fácil aplicación, aparte es un producto que podemos usar en todo tipo de telas incluso si pretendemos poner una sombrilla, también puede ser aplicada en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *